Cera virgen velas

La cera virgen es de cera de abeja y la base común que tenemos para todas nuestras velas, no utilizamos la parafina (derivado sintético del petróleo) ni otro tipo de ceras.
Consideramos por experiencia propia que el mejor conductor espiritual y energético para la comunicación del hombre con el Creador, tiene que ser un producto sumamente natural, la cera de abeja hoy por hoy se considera el mejor hasta la fecha.

[expander_maker more=”Read more” less=”Read less”]

Es una ofrenda que hacemos que en las altas esferas sabrán apreciar mucho mejor. Las ofrendas puras y naturales son las que más conectarán con ellos por ser parte de su esencia y de su naturaleza. Si la ofrenda es mas sintética, mas material y mas artificial, lógicamente será mucho más difícil una conexión plena con estas esferas por que están completamente aisladas de todo lo que tiene que ver con lo material y lo terrenal. Recordemos que el creador creó la naturaleza y ofrecerle parte de esta naturaleza es ser consecuente de que le ofrendamos parte de su esencia.

Coloterapia

Si a todo ello, le incorporamos a la vela una variedad de plantas para que vibren para la finalidad que previamente les ha sido asignada, le añadimos unos colores para hallar el resultado que deseamos, obtendremos un producto muy estudiado, ensayado y logrado.
La cera no es una producción vegetal, son una secrección animal que las abejas voluntariamente segregan siempre que la necesitan a través de las glándulas ceríferas de las obreras jóvenes. Las escamas de cera salen de entre los anillos del abdomen de donde, por medio de sus patas posteriores la llevan a su mandíbula y las mastican, impregnándolas de saliva y adicionando pequeñas cantidades de polen y propóleo volviéndolas más maleables. Así las laminillas de cera se transforman en esa maravilla de regularidad que es el panal. La secreción de la cera está sometida a la acción conjunta de los cuatro siguientes factores:

– Tiene que haber una gran población de abejas jóvenes, según ROESCH, de doce a dieciocho días de edad; más jóvenes según LANDAVER.
– La temperatura en el interior de la colmena tiene que ser elevada, más concretamente de 33º a 36º grados centígrados en el racimo de obreras cereras.
– Alimentación copiosa, tienen que entrar en la colmena grandes cantidades de miel y polen. Para segregar 1 Kg de cera las obreras consumen 10-12 Kg de miel.
– Necesidades de la colonia. En periodo de abundancia la secreción de cera es muy alta; en tiempo de carestía es nula. Sin embargo las abejas pueden constituir celdas y opercular sus larvas en ausencia de mielada, empleando cera de panales existentes.

El misticismo de la miel

Las velas de cera virgen se utilizan desde tiempos muy antiguos para realizar rituales místicos y para representar los 4 elementos principales de la naturaleza. Cuando se enciende una vela de estas características se ponen en movimiento las poderosas fuerzas ocultas de la naturaleza. La llama representa el elemento fuego utilizado para purificar y catalizar energías negativas, la cera virgen está relacionada con el elemento tierra y para cuando se licua está representado al elemento agua, para más tarde transformarse en una emanación del elemento aire que en este caso es el canal transmisor de las energías y las peticiones.

Pureza, paz, protección, verdad, armonía y grandes logros espirituales, clarividencia, mente, comunicación, buenos proyectos, felicidad, suerte, bienestar e inteligencia. Todos los factores citados anteriormente se han relacionado con un nivel muy superior de pureza espiritual, así pues para alcanzar nuestro más alto nivel de energías vibratorias y que el resultado de esas energías sean altamente satisfactorias. Para los deseos y logros espirituales es muy recomendable y efectivo meditar con una vela de cera virgen de abeja.

La cera de abeja virgen tiene propiedades emolientes, cicatrizantes y antiinflamatorias. Y no solo eso, a lo largo de la historia la cera de abeja ha sido la protagonista de hechos verdaderamente sorprendentes.
Avicena, importante médico Persa de la antigüedad en su famoso “Canon de la medicina”, cita numerosas formulas de medicamentos, en cuya composición figura la cera de abeja. Dioscórides, médico Griego del S. I en su libro de “materia médica” menciona frecuentemente como medicinas la miel y también la cera de abeja. La apicultura se desarrollo impetuosamente en la era cristiana, por causa del empleo de la cera, para la fabricación de las velas.
Se dice que la cera succiona los venenos, por eso se aplicaba en forma de pomada sobre las heridas ocasionadas por el extremo envenenado de las flechas y el veneno, en estos casos no producía ningún daño, es decir, se neutralizaba.

Según la Farmacopea Estatal de la URSS, los emplastos, pomadas y cremas deben prepararse en las farmacias a base de cera de abeja. La cera de abeja se extrae exclusivamente de los panales viejos, de las colmenas y de los opérculos, con que las abejas tapan las celdillas llenas de miel. No es un producto de síntesis del petróleo, ni mucho menos, como otras ceras y parafinas.
CANDLE ART, una vez más se ha propuesto acercaros el vasto y ancho mundo de aplicaciones que de la cera de abejas se derivan para que seamos capaces de comprender que todas esas aplicaciones materiales pueden emplearse en un modo paralelo en un mundo esotérico, alternativo y espiritual.

cera virgen
Siguenos en Facebook

[/expander_maker]

  • Page 1 of 1
  • 1